Las imágenes del sonido

PDF PRINT EMAIL
Publicado en 2012-09-16


El sonido es un elemento central de la producción cinematográfica y puede explorarse desde diversos ángulos. Eso fue lo que se hizo en la VII Sesión de la Cátedra Bergman, titulada Paisajes sonoros, en donde a través de mesas de reflexión y otro tipo de actividades se concluyó que sin música no hay cine. "La música vale por sí misma, en actos escénicos", afirmó el tecladista Diego Herrera

 

La industria cinematográfica se compone de diversos elementos que acompañan las imágenes en un filme, entre ellos el sonido, sin duda una de las partes más importantes que puede explorarse desde distintos ámbitos. Es por eso que la VII Sesión de la Cátedra Bergman, titulada Paisajes sonoros, se dedicó a este análisis con la participación de diversos expertos en el tema.

A través de mesas de reflexión, una clínica, un taller y dos conciertos, las actividades de la Cátedra se incrementaron, así como sus sedes, ya que ahora se sumaron la Escuela Nacional de Música (ENM) y el Museo Universitario del Chopo. Por otro lado, fue la primera vez que pudo llegar a mayor público vía streaming, es decir, mediante transmisión en vivo por internet.

En la primera mesa, realizada en la Sala Xochipilli de la ENM, titulada Del rock a la puesta en escena, participaron los músicos Alfonso Figueroa, Diego Herrera, Leoncio Lara y el crítico de música José Navar.

A partir de experiencias de los músicos con diversos directores de cine en la realización de trabajos en conjunto, la charla abundó sobre la comunicación que debe existir con el cineasta para llegar a un acuerdo.

Entre otras cosas, Diego Herrera señaló que la música crea un ambiente y es una parte tan importante para un filme que sin música no hay cine. "La música vale por sí misma, en actos escénicos", agregó el tecladista.

Leoncio Lara opinó que, en comparación con el cine de autor, los filmes de entretenimiento son más fáciles de musicalizar, ya que uno de los principios comunes es sonorizar escenas tristes con tonos bajos y alegres con tonos altos.

Agregó que hay directores que saben lo que quieren pero no saben expresarlo, es por eso que se crean previamente atmósferas como base musical para presentárselas y que ellos elijan.

Coincidieron en que al participar en la música para un filme, se debe estar consciente de que no están haciendo su propia música, sino que forman parte de un proyecto y la finalidad no es el sonido sino la película.

El diseño sonoro

Luego de esta charla, se realizó la mesa redonda Color y textura en la música escénica, en donde participaron los compositores Eduardo Gamboa, Leonardo Heiblum y Gabriela Ortiz, acompañados del periodista Pablo Espinosa.

Los ponentes abundaron desde otro punto de vista el tema de la música en el cine. Leonardo Heiblum, quien obtuvo el premio Ariel de plata a Mejor Música por la cinta Desierto adentro, refirió que aunque haya diferencias entre el músico y el realizador, el 90 por ciento de las veces el director va a tener la razón.

Con la proyección de varios ejemplos de sus colaboraciones musicales cada uno compartió con el público algunas experiencias, recomendaciones y consejos. Gabriela Ortiz mencionó algunos de sus trabajos para teatro y ópera, en donde dijo que la voz de los actores es lo más importante y la música en escena pasa a otro plano.

En su momento, el compositor Eduardo Gamboa expuso que no desea consentir a un director sino que hace las propuestas con la finalidad de que las propias composiciones se sostengan por sí mismas.

Bajo esta misma temática se realizó otra mesa de reflexión en la que participaron los diseñadores sonoros Nerio Barberis, Martín Hernández, Samuel Larson, Tita Lombardo, Jaime Bach y Alejandro Quevedo.

A diferencia de los músicos o los compositores, ellos coincidieron en que el reto de su trabajo es componer sonidos reales con elementos electrónicos. Del mismo modo señalaron que los sonidos incidentales son de gran importancia en un filme.

Por otro lado, mencionaron que a partir del avance de la tecnología las posibilidades de creación son infinitas. Sin embargo, Nerio Barberis subrayó que es una confusión que la gente piense que el cine se ha abaratado por las cuestiones digitales, ya que contrario a eso se han vuelto procesos más complejos.

Posteriormente, hablaron de sus preocupaciones tanto de los recursos que invierten los productores y directores, como de las problemáticas a la hora de la proyección de los filmes pues en ocasiones el audio de las salas de cine no llega a la calidad que se merece.

Ir por las sensaciones

Como parte de las actividades de esta VII sesión de la Cátedra Bergman, el director del Museo Universitario del Chopo José Luis Paredes Pacho conversó con el músico marroquí Kalidh K, en el Foro del Dinosaurio, donde platicó de sus orígenes y sus primeros acercamientos a la música de manera didáctica.

Del mismo modo dio una muestra de su gran capacidad y técnica para reproducir sonidos, desde las palabras agudas de un niño hasta las fuertes y graves tonalidades de un cantante de ópera.

Relató que empezó a trabajar su voz desde los 17 años con algunos ejercicios a la hora de rezar, o al repetir y captar todo tipo de sonidos que percibía en las largas caminatas que hacía en diferentes ciudades.

Con un control remoto en la mano y desplazándose de un lugar a otro en el escenario, ofreció una demostración en la que con la ayuda de una caja repetidora construyó hasta cinco capas de audio para crear una atmósfera o un sitio.

Contrario a lo que algunos poetas usan para crear una estructura literaria, con el uso de la misma técnica, Kalidh K dijo que en su trabajo no hay historias sólo sensaciones que se arman de acuerdo con el tipo de espacio y de público.

Luego de la charla, brindó un concierto con un foro abarrotado que no perdió ningún detalle de la capacidad su creativa al construir, por medio de loops, los sonidos de espacios como una granja, al imitar los sonidos de distintos animales como un gallo, becerro, vaca, perro, gato, todos a la vez.

Del mismo modo, a partir de sonidos, recreó y escenificó historias como la de una gran ciudad con el audio de las bocinas de los coches, la música de los comercios, la gente en la calle y todo a partir de su voz. También trasladó a los asistentes a una balacera de indios en el viejo oeste.

 

 

Humberto Granados

 


www.catedrabergman.unam.mx

 

 

¿Qué opinas?



Sala de prensa Cultura UNAM

GACETA

Arte CCUT

PM

Poesía en Voz Alta

Elena Garro

Coordinación de Difusión Cultural
Coordinación de Difusión Cultural, Ciudad Universitaria, Av. Insurgentes Sur 3000, México D.F. Del. Coyoacán, CP 04510 Todos los derechos reservados 2007 - 2008. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma requiere permiso previo por escrito de la institución.
UNAM