Cine | Publicaciones, libros y discos | CUEC

Ayala Blanco, desde la butaca

PDF PRINT EMAIL
Publicado en 2012-02-04


Ya lleva escritos más de 50 libros de crítica cinematográfica, pero para Jorge Ayala Blanco cada película continúa siendo una nueva aventura. Esa manera de sentir el cine queda en evidencia en los tres nuevos textos que presentó recientemente: La justeza del cine mexicano, Cartelera Cinematográfica Digital 1912-1989 y El cine actual: Verbos nucleares

 

 

Entre halagos y recuerdos, Jorge Ayala Blanco, poseedor de una envidiable memoria, comentó que fue el 20 de enero de 1963 cuando publicaron su primera crítica cinematográfica y es algo que aún realiza con ímpetu. "Para mí es realmente apasionante ver cada película como una especie de aventura en sí misma".

Con casi 50 años dedicados a la crítica cinematográfica, Ayala Blanco presentó recientemente las publicaciones La justeza del cine mexicano, la Cartelera Cinematográfica Digital 1912-1982, ambos editados por el CUEC y la Dirección General de Publicaciones y Fomento Editorial de la UNAM, así como el libro El cine actual: Verbos nucleares, editado por la Cineteca Nacional.

Con esta triada de publicaciones, el historiador llegó a 30 libros en su haber, y con otros tres en puerta. "Siempre escribo tres libros a la vez", comentó orgulloso el investigador, quien estuvo acompañado por Armando Casas, José Luis Ortega y Carlos Bonfil.

Reconocido en la Feria del Libro Infantil y Juvenil con el Premio CANIEM al Mérito Editorial 2011 en la Categoría Cine, La justeza del cine mexicano compila en poco más de 464 páginas una serie de textos inéditos en los que el autor analiza filmes mexicanos producidos entre 2006 y 2010. Se trata de películas en todas sus posibilidades, desde largometrajes, cortos, ficción, documental, hasta filmes comerciales e independientes, sin discriminar duración o género.

En el volumen décimo en la colección Abecedario del cine mexicano, el lector podrá encontrar títulos como Año bisiesto (2010), de Michael Rowe; Los que se quedan (2008), de Juan Carlos Rulfo y Carlos Hagerman; Todo, en fin, el silencio lo ocupaba (2010), de Nicolás Pereda; Los bastardos (2008), de Amat Escalante, y Voy a explotar (2008), de Gerardo Naranjo, entre otros.

Toda la cartelera

Ayala Blanco y la investigadora María Luisa Amador compilaron en digital la Cartelera Cinematográfica 1912-1989, una edición en CD-ROM corregida y aumentada de cada uno de los ochos volúmenes impresos desde 1975. Conformada por más de 32 mil películas, el material permite al usuario una búsqueda ya sea por título de exhibición, título original, director, producción, nacionalidad, argumento, fechas o salas de estreno, de modo que el trabajo de consulta de los filmes estrenados en las salas del Distrito Federal se vuelve más ágil.

Al respecto, mencionó que las publicaciones hemerográficas fueron su principal fuente de consulta, lo que les llevó más de 36 años de investigación para construir la más vasta cartelera cinematográfica que va de 1912 a 1982.

Sin embargo, dijo que actualmente se proponen continuar esta investigación hasta la década de los noventa, cuestión que se hace más complicada por la creciente cadena de multicinemas o cineplex, que cuentan con diversas salas de exhibición.

Por otro lado, en el libro El cine actual: verbos nucleares, agrupa alrededor de 270 largometrajes, los cuales se examinan y analizan de acuerdo con las acciones dominantes a que remiten, mediante un método de análisis original que sólo permite el uso de cada verbo nuclear focalizado. Todos ellos enumerados por orden alfabético, a manera de diccionario.

"Imaginando, soñando, agonizando; pero también pensando, delirando e incluso teorizando, aunque siempre gozando. Presentados en gerundio para referirse de inmediato al ser siendo, los verbos nucleares designan la acción principal, la acción viva y fehaciente que define a una película en su trama", se detalla en la publicación.

Por eso, para estudiar los más importantes verbos nucleares que propuso el cine de nuestro siglo en su primera década, Ayala Blanco ha elegido filmes extranjeros exhibidos en nuestro país, sea en circuitos culturales o salas comerciales, a los que enfoca y examina, agrupándolos por las acciones dominantes a que remiten, mediante un método de análisis estricto y original que sólo se permite el uso de cada verbo nuclear focalizado, en presente de indicativo, en particular y en exclusiva, dentro de cada uno de los párrafos e incluso de las oraciones, para mejor acometer su dilucidación global.

Encontrar el sentido

Durante su participación, Ayala Blanco destacó la importancia de la crítica cinematográfica. En lo particular, está interesado en evocar momentos de la película que le parecen reveladores.

"Se trata de encontrar el sentido de esa obra. A mí no me importa si son películas buenas o malas, lo que me interesa es una titilación especial para plantearse el filme desde distintos ángulos", precisó el galardonado con la medalla Salvador Toscano al mérito cinematográfico 2010.

Subrayó que hoy en día no se ejerce la crítica cinematográfica a profundidad y algunos especialistas han pasado a realizar recomendaciones ligeras que se basan o se identifican a partir de una calificación con estrellas.

"Cualquier escritor sabe que no existen temas ni películas deleznables, porque finalmente la mirada crea al objeto, es el idealismo subjetivo llevado a su límite, pero finalmente cuando uno escribe aprende eso", consideró el también profesor decano del CUEC.

Por otro lado, expresó que no le interesa escribir bien de ninguna película, y agregó que de cierta manera, al final, todo lo escrito puede ser leído de otra manera.

En su momento, los presentadores aludieron el ejercicio crítico que ha caracterizado a Ayala Blanco y coincidieron en que sus textos han sido lectura obligada para la formación de cineastas, críticos de cine o en talleres de análisis cinematográfico.

La justeza del cine mexicano y la Cartelera Cinematográfica Digital 1912-1989 se encuentran a la venta en la red de las Librerías Educal, Gandhi, Péndulo y librerías universitarias, mientras que El cine actual: Verbos nucleares es distribuido en las Librerías Educal y todas las sucursales del Fondo de Cultura Económica.

 

 

Humberto Granados

 


 

www.cuec.unam.mx

www.filmoteca.unam.mx

 

¿Qué opinas?



Sala de prensa Cultura UNAM

GACETA

Museo ex

Octavio Paz

Coordinación de Difusión Cultural
Coordinación de Difusión Cultural, Ciudad Universitaria, Av. Insurgentes Sur 3000, México D.F. Del. Coyoacán, CP 04510 Todos los derechos reservados 2007 - 2008. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma requiere permiso previo por escrito de la institución.
UNAM