Consulta nuestra cartelera

ios

MET NTL

Entrevistas | Literatura

Rosa Beltrán, un recuento literario

PDF PRINT EMAIL
Publicado en 2009-11-19


Diario Digital Cultura UNAM entrevistó a la doctora Rosa Beltrán, quien no vacila al afirmar que la literatura es una actividad de vida o muerte

 

Rosa Beltrán es escritora, periodista, traductora y catedrática de la UNAM. Ha publicado los volúmenes de relatos La espera (1986) y Amores que matan (1996), el ensayo América sin americanismos (Premio Florence Fishbaum 1997), y la novela La corte de los ilusos (Premio Internacional de Novela Planeta/Joaquín Mortiz, 1995).

Diario Digital: ¿Cómo ha sido, para ti, este último año en la DGL?

Rosa Beltrán: Yo creo que la dirección ha tomado un rumbo muy notable. Sus actividades han aparecido registradas en todos los medios, en tanto electrónicos, radio, televisión de la universidad y fuera de la universidad, como en la prensa. Se han retomado las ediciones en papel, simplemente el año pasado publicamos cuarenta y dos títulos que para una dirección tan pequeña como ésta son muchos considerando, además, que se trata de autores de primer nivel.

Hemos alimentado las colecciones de antologías que son emblemáticas en la Dirección de Literatura porque a través de estas colecciones los estudiantes conocen por primera vez autores que de otra manera no hubieran conocido, el mismo caso ocurre con Material de lectura, que está subido ya prácticamente en sus dos terceras partes en la red y es una de las revistas digitales [...] que tiene la Dirección. Tiene otras tres que son el Periódico de Poesía, que tiene también de amplia circulación, y Punto de Partida y Punto en línea.

Junto con estas ediciones tenemos varias actividades, por ejemplo: Fabuladores y su entorno, que es una actividad que empecé, ha llevado ya a más de quince escritores a distintos planteles de la Universidad (prepas, CCH, facultades), con cuatrocientos alumnos en promedio en cada uno de ellos. Llevamos al autor pero también llevamos su obra, las editoriales hacen un descuento, y la idea es que los alumnos no se dejen conferenciar, sino que escuchen al escritor y lo lean, que eso es la parte más importante.

Tenemos otras actividades más como, por ejemplo, talleres que son continuos en las distintas facultades y planteles de la UNAM.

Iniciamos el año pasado con una actividad piloto a la que teníamos un poco de miedo porque compite en cierta forma con la Feria del libro del Palacio de Minería y con la Feria del libro de Guadalajara, hicimos nuestra Fiesta del libro y la rosa y para nuestra sorpresa acudieron todas las editoriales y tuvimos varias actividades como, por ejemplo, la de Libros libres que era lanzar libros al ciberespacio, regalarlos a una persona que los lee y los deje en un lugar y otra que los recoge y los comenta y darle seguimiento a la lectura.

Tuvimos una programación continua de prácticamente ocho horas en radio UNAM. Entrevisté escritores ahí. Todo el tiempo estuvieron acudiendo a las actividades de teatro de danza de cine escritores y lectores. Fue fantástico y esperamos el año próximo contar con la presencia de muchos más.

También invitamos a muchos autores importantes a la sala Nezahualcóyotl. Hicimos un homenaje a José Emilio Pacheco. El próximo año tenemos la idea de continuar con estas actividades todavía con mayor ímpetu porque se celebran los cien años de la Universidad [...].

D.D. ¿En el último año qué tanto has cumplido tus expectativas?

R.B. "Creo que las he rebasado."

D.D. ¿Qué títulos, por ejemplo, se han publicado?

R.B. Comencé con una antología de cuentistas italianos porque la feria de Guadalajara estuvo dedicada a Italia el año pasado. Publiqué dos tomos de ellos, el primero traducido por Guillermo Fernández, un muy conocido especialista en literatura italiana, el segundo por Guadalupe Alonso Coratella y también tradujimos por primera vez en lengua española a Patrizia Cavalli y la invitamos a la Feria de Guadalajara e invitamos también a Valerio Magrelli. Con eso empezamos.

Son cuarenta y dos títulos voy a decir algunos al azar: tenemos Solo cuento que es la antología de los mejores cuentitas vivos en lengua española, Otros cuentistas canadienses, son cuentistas tantos quebequenses, es decir, francófonos como anglófonos.

Un libro muy importante que se llama Cine y literatura que compendia los cuentos más importantes de autores desde Noriega Hope, Villaurrutia, Salvador Novo, hasta autores muy recientes, y que está ilustrado con films y carteles de la filmoteca de la UNAM.

Hemos publicado varios libros de ensayo por ejemplo de Adolfo Castañon, de Héctor Perea, Álvaro Ruiz Abreu, de Alicia García Bergua. Hemos publicado cuentos en Rayuela de Mauricio Molina, por ejemplo. Hemos hecho coediciones con Era, con Sexto piso, con Almadía.

Dos libros imprescindibles son estos: de Michel Frizot, El imaginario fotográfico, Clement Cheroux Breve historia del error fotográfico, el curador es del museo George Pompidou, en Francia y estos son libros sobre fotografía y su relación con las artes plásticas, la literatura y la historia de las ideas. También hemos publicado este libro que es un panorama de la narrativa francesa contemporánea, Más allá de la sospecha, está compilado por Philippe Ollé.

Más, aparte, estos diez libros de Material de lectura y cinco discos de voz viva, que como sabes es patrimonio de la UNESCO y que registran la voz de los principales poetas y narradores.

D.D. ¿Cuáles han sido los títulos más leídos?

R.B. El de Cine y literatura. Los Materiales de lectura son un éxito, esos se agotan siempre y tenemos que estar reeditándolos. El libro de Rob Riemen, que vino a México, y a quien presentamos en el Aula Magna, Nobleza de espíritu, el autor voló. Y también las antologías, en especial la de cuentistas italianos. Publicamos también un libro sobre cine, de Robert Stamp, para el Festival de cine de Morelia y ese también se vendió muchísimo."

D.D. ¿Qué nos puedes comentar acerca de Caza de letras?

Caza de Letras va en su tercera emisión. La primera no estuvo a mi cargo y a partir de la segunda lo que hicimos fue que el concurso tuviera una pervivencia más allá de su interés mediático como concurso. Fue un certamen para primera novela, lo ganó Arturo Vallejo Novoa, el libro lo coeditamos con Alfaguara y la UNAM. Y en este año el certamen es sobre cuento.

Creo que Caza de Letras es un éxito porque además de ser un termómetro para tomar la temperatura de la literatura en nuestra lengua, rompe verdaderamente con las fronteras del tiempo y el espacio, en el caso del concurso de cuento de este año, tenemos autores prácticamente de todos los países del mundo de habla hispana.

Por el lado de la novela de Arturo Vallejo fue muy sorprendente por la calidad del texto que recibimos. Nos dimos cuenta de que en verdad es una manera de conocer y de lanzar a autores jóvenes, de hacer apuestas no solamente por un concurso o por un libro, sino por autores.

D.D. ¿Cuál es tu opinión sobre el panorama literario en México, cómo lo ves, qué es lo que falta?

R.B. El panorama yo no lo veo muy halagüeño. No es algo que diga todo el mundo y menos cuando tiene un cargo como el mío. Pero yo antes que todo soy una escritora y una lectora y pienso que la situación cultural en el país es crítica, es lamentable: se cierran los espacios, se terminan los proyectos para revista y suplemento literario, se frivoliza la cultura y la sección destinada a ésta en los periódicos pasa a formar parte de los "Espectáculos", en la televisión ni siquiera hay un interés por lo literario...

Las instituciones culturales que en el país antes se dedicaban a promover autores fuera del Distrito Federal, porque tenemos que considerar que vivimos una situación privilegiada quienes estamos en el DF, y que ya se había conseguido descentralizar a través de una muy ardua tarea de llevar a escritores, y de abrir talleres, de llevar estas becas para los autores a los distintos estados de la república.

Ante este panorama tan tremendo, aunado a una crisis económica mundial y a un país de analfabetas funcionales y donde los hábitos de lectura son muy precarios, somos muy pocos quienes pensamos que la literatura no es una actividad suntuaria, sino una actividad de vida o muerte. Ante esto, el trabajo que realizamos quienes nos dedicamos a promover la literatura y a buscar a estos autores y hacer que su obra pueda ser conocida y a abrir espacios y a buscar fórmulas imaginativas para los nuevos lectores es arduo, es muy difícil, son muchas horas y una energía enorme.

Pero para mí, la literatura es mi tanque de oxígeno y considero que esto es una obligación moral, una batalla que en algún momento todos los que nos dedicamos a la literatura tenemos que librar.

D.D. ¿Cuál es tu opinión acerca del futuro de la difusión literaria, existe en internet, con actividades como Caza de Letras?

Yo creo que no se puede pensar en un solo medio, ni en una sola forma. Hay que estar pensando en distintas y más imaginativas posibilidades para llegar a todo tipo lectores, no sólo a los jóvenes lectores y a los niños. Éstas tienen que estar cambiando de continuo, y adaptándose porque vivimos una época de cambios continuos, como un virus mutante.

Desde luego que todo lo que funciona a través de la red ha ofrecido una herramienta extraordinaria sobre todo para difundir géneros cortos, lecturas rápidas, o no tan largas como la novela o el ensayo, el hecho de difundir la poesía a través de la red y de conjuntar en una cofradía, vamos a decirlo así, a lectores tanto de cuento, como de crónica, como de poesía, es una idea maravillosa, porque estos son géneros que están atomizados en las editoriales.

El poder hacer un concurso de este tipo [Caza de Letras] es también una forma novedosa de llegar a nuevos ojos lectores. Pero estos medios no están peleados con la edición en libro, en revista, en papel, no creo para nada que vayan a terminar con la lectura del libro físico, son dos experiencias distintas, sirven para fines distintos."

D.D. ¿Cuáles son los próximos proyectos que la Dirección de Literatura tiene?

R.B. Bueno, mi ideal sería poder continuar con todos y sumar los que nos vayan ocurriendo. Desde luego que seguir el año que entra con la Fiesta del libro y la rosa, hacer de ella uno de los acontecimientos más importantes en el sur de la ciudad, una fiesta del libro, más que una feria del libro, donde realmente se pueda transitar, ver las novedades, ver los libros que son poco expuestos, pero también tener actividades vinculadas a la literatura como por ejemplo el teatro o lectura en voz alta del cuento, distintas maneras de transmitir la literatura es algo que yo quisiera seguir haciendo.

Quisiera también seguir invitando a la Universidad a autores de otros países. El año próximo con motivo de los cien años de la Universidad quisiéramos tener al menos diez autores, casi uno cada mes de primerísimo nivel, de enorme importancia y de los distintos continentes, en la sala Nezahualcóyotl y traer sus obras porque las de algunos de ellos ni siquiera han sido traducidas o no llegan.

Y por último, también uno de los proyectos más importantes junto con llevar autores, lo que queremos es traer lectores a este centro. Quisiéramos que se acercaran más a conocer a estos autores, a leer sus obras, pero también a incrementar las colecciones como Rayuela, por ejemplo, como Punto de Partida, como Punto en Línea. En Punto de Partida hay aproximadamente ocho certámenes distintos que ya contemplan comic, por ejemplo, o crónica, distintos géneros se han abierto. Hacer que los jóvenes vuelvan a acercarse, enriquecer esas colecciones, es uno de mis propósitos principales.

 

Daniel Santillán

Lengua y literaturas hispánicas

 

www.literatura.unam.mx

¿Qué opinas?



Sala de prensa Cultura UNAM

GACETA

714

PM

Poesía en Voz Alta

Coordinación de Difusión Cultural
Coordinación de Difusión Cultural, Ciudad Universitaria, Av. Insurgentes Sur 3000, México D.F. Del. Coyoacán, CP 04510 Todos los derechos reservados 2007 - 2008. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile, se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma requiere permiso previo por escrito de la institución.
UNAM